29 febrero, 2008

Despacio. También. Podés hallar la luna

Me hizo acordar Inx y viene a cuento. Vayan por allá y escuchen a Spinetta. La canción empieza con una sencilla introducción de guitarra, mientras cantante, bajo y batería tocan silencio. Cuando Spinetta exponga la parte cantabile, no se distraigan con las palabras. No nos importa ahora si las horas suben, bajan o si concluyen en algo. A lo sumo, usen las palabras como referencia. Escuchen: en el preciso momento en que el cantante dice "porque es entonces cuando las horas...", ahí, la guitarra hace un ínfimo silencio, quizás ni siquiera un silencio, tal vez sólo una interrupción del legato, una apnea, una nota picada que da paso al macizo unísono en que se apoya la frase "bajan, y el día es vidrio sin sol".

Cerati escuchó ese mismo ínfimo silencio y decidió, me gusta imaginar, que sería el centro de su versión. Dividió la canción en dos partes, bien contrastadas. La primera, despojada, casi vacía, es una cita todo lo textual posible donde cantante y guitarra comienzan la estrofa mientras el resto del ensamble toca silencio. Pero luego de dar fe de la misma minúscula apnea que imaginó Spinetta, el estribillo se atraviesa como una pared de sonido, pleno, cargado de guitarras que tocan larguísimas notas ligadas. Ese clima se sostiene incluso en la estrofa siguiente hasta que Cerati canta "cuando en tus ojos no importa si las horas..." y afirma "a Spinetta yo lo escucho así": un abrupto tijeretazo corta esa superficie pletórica, ese sonido denso y rico, para hacer surgir, fuerte y claro, diáfano, imponente y fugaz, un minúsculo silencio.


Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

7 comentarios:

mara dijo...

qué bonito post, pablo!
me pregunto si el "despacio" de la letra estará puesto en el sentido de "araca, que tb podés hallar la luna".
artaud y amor amarillo son dos de los discos que escucho desde que era niña, así que me emociona especialmente esta mención.

Pablo dijo...

Gracias, Mara. Y si no estuviera puesto en ese sentido, ¡qué bueno sería que lo estuviera!

Has logrado hacerme sentir, digamos, "maduro" con eso de que Amor Amarillo lo escuchás desde que eras niña. Lo parió.

Me estoy poniendo tecno.

Puck dijo...

Toda una manera de versionar, esta de Cerati (oyeron la versión de "Los libros de la buena memoria"?). Creo que en buena medida es por la potencia de las elecciones. Lo del silencio-clave en "Bajan" no lo había notado, mi amigo: oí las dos versiones y realmente uno puede escucharlo.

R. dijo...

Sin desestimar la version del amigo Cerati y sin dejar de lado la sutileza de la omision ,del arrest q deja fluir antes de ´´bajan..", tan fiel como su progenitor, creo q vale la pena escuhar detenidamente el loop q agrega o q deja arrastrar ,ahi donde usted bien define un quiebre o fractura dentro del tema
Un placer ambas versiones, un gusto pasar por acá

Saludos

pd: somos varios los q nos sentimos maduritos y caídos del árbol..ja

Pablo dijo...

No escuché esa versión, pero sí, el tipo elige bien (el Génesis que hizo en el unplugged de Soda es bien pulenta). A mí su versión de Eiti Leda, la que grabó para el disco de la Cantilo me gusta mucho. El tipo logra detectar en material ajeno cosas que son super "ceratinianas": en Eiti Leda, la frase "llegando al cuarto, volando bajo" (la primera que él canta) es impagablemente ceratiana, en sintonía con el "me verás volar" que se le atribuye sin dudar.

Bienvenido por aquí, R: ¿Te referís al loop del final? Ahí voy a prestarle atención, no es donde había concentrado mi escucha...

Anónimo dijo...

Otro viejo que abriò los ojos grandes cuando leyò "de chiquita".
Pablo,ahora que me considero un mùsico de garage covero (que toca covers); muchas veces me encuentro discutiendo con mis cumpas de ensayo , que"esos" detalles son los que no hay que versionar e imitar tal cual. No importa si uno hace una versiòn màs desprovista (por virtud o defecto) o màs barroca ( por lo ìdem al parèntesis anterior), pero èse silencio en "Bajan" hay que (no) tocarlo...ntendès?

Un placer hacer la plancha en sus frases: Darìo, el de Ezpeleta.

Pablo dijo...

Darío!! un gusto encontrarlo por aquí y bienvenido a la tertulia! Aunque a veces también la apuesta está en cambiar eso que es sustancial, en enfatizar algún detalle mediante el expediente de trasvestirlo, ¿no?. No se pierda, amigazo, el placer es mío...