30 mayo, 2007

...cerca de la puerta de Tanhäuser

En Mundo Marino, con mi hijo, hace meses. Es el espectáculo de la orca. Anuncian la prueba central, el momento que todos fuimos a ver. El bicho va a pegar un salto de más de cuatro metros y va a sacar todo su cuerpo fuera del agua. Recibe la orden (y mi niño me agarra fuerte el brazo). Se sumerge. No sabemos qué profundidad tiene la pileta, pero la voz que habita los parlantes aclara que el animal debe hundirse todo lo posible. Tarda en volver a salir. De pronto, una onda enorme se despliega sobre la superficie, desde el centro, algo descomunal mueve la masa líquida hacia afuera y hacia arriba. Se abre un vacío bíblico en medio del agua mientras los márgenes se elevan hasta desbordar. Entonces, la orca cumple su número, aparece y se descubre, toca con la nariz la bola-señuelo que le han colgado sobre el estanque y vuelve a caer, estallando la superficie. La tribuna aplaude (a rabiar, como se dice).

La pobre orca es impactante, sí. Mi niño y yo nos abrazamos, sobrecogidos.

Pero esa anacrusa que anticipa el salto, ese momento en que el agua se perturba con violencia, manifestación visible del esfuerzo y del impulso, es una de las imágenes de potencia no humana más vívidas que he presenciado.

Otra, es la del mar hechando espuma por la boca, justo antes de un temporal, mientras se acumula el viento. Ahora que lo pienso, dos anacrusas.

Listo, lo he narrado. ¿Y? Algunas de esas pueriles imágenes que, ya saben, se perderán en el tiempo como blah, blah, blah...

Get this widget | Share | Track details

5 comentarios:

Puck dijo...

La Tempestad, claro. Pero sobre todo la anacrusa toda mecha, nada débil la muy guacha si la pensás de veras. Qué cosa maravillosa el mar cuando una tormenta se incorpora: todo podría pasar, ahí.
Y qué linda palabra, anacrusa, para contar una chance.
(Me fije en RAE, naturalmente, y es curiosa la partícula griega que la forma y que según los ibéricos éstos vale por "retroceso".)

Luc dijo...

Me avisó Puck que había un momento criollitas y vine rajando.

No sé que es una anacrusa pero me gusta para nombre de un personaje. (¿será el nombre de un personaje?)

A mí me gustan los lobos marinos.

en mi lista de preferencias de animales vienen terceros: primero los pingüinos, después los perros.

Y eso.

Pablo dijo...

Un momento criollita medio tramposo, este, capaz, porque el énfasis está en otro lado...

"Ana cruza..." también, un comienzo, tal vez... ¿Dormirá Ana?

La definición del DRAE no me gusta nada, Puck, porque lo que tiene de interesante la anacrusa, IMHO, es que, si bien se ejecuta sobre lo que por definición es un "tiempo débil", tiene la facultad de desplazar el énfasis. No sé, capaz que algún músico por ahí puede darnos sus reflexiones...

Un beso, Luc...

P. C. dijo...

Esta defición es mejor: "nota o notas iniciales de una pieza, anteriores al primer tiempo fuerte del compás".

http://www.el-atril.com/Fichas/teoria/glosario.htm

El uso que le das a la palabra en tu texto es formidable.

Curiosidad al margen: ¿Sabías que esas palabras de Roy Batty las improvisó Rutger Hauer basándose en un poema de William Blake?

Pablo dijo...

Maravillas del la vida digital!!! En el preciso momento que apreto "publish" para poner un chiste sobre la definición de anacrusa, veo entrar tu comentario, PC!

Si, la definición esa es mejor, porque va a lo funcional, aunque ¿se llama anacrusa sólo si son las notas iniciales de la pieza? Ahh... preguntas fundamentales para la vidda del hombre, ¿no?

Gracias por lo que decís de mi uso del término, me halaga. No sabía lo de Hauer, un máster...