18 septiembre, 2006

Sombra de sombra de sombra o la recursividad infinita

Leyendo un post de Tino que
elabora uno de Miguel.

A ver, examinemos la hipótesis: el orden crea el sentido, una idea un poco dadaísta, y no al revés. Arrejúntese un montón cualquiera y, sea por el gen que mienta Tino o por lo que fuera, el sentido surge, cadáver exquisito.

Participo del pensamiento de que el sentido no es algo que "está" en los signos, imponiéndoles su orden y esperando ser revelado, sino que es algo que "se construye" en la circulación de más y más signos.

Sintagma (la sucesión, inevitablemente, en el espacio y el tiempo) y paradigma (la colección asociativa) son ese mínimo de dos órdenes posibles. Qué sintagma y qué paradigma ya es otra cuestión: el punto está en suponer que hay "un" orden ("un" sintagma, "un" paradigma), el bueno, el que expresa la privilegiada e iluminada Intención del Autor, la Naturaleza del Ser, la Palabra de Dios.

Dicen que un sultán se disponía a quemar la biblioteca de Alejandría. Arderían los manuscritos de Aristóteles. "Si esos textos hablan de Alá, repiten el Corán. Si no hablan de Alá, no merecen existir". Y la quemó. Qué tanto.

¿Y si todo es vértigo? Ordenar como propone Miguel, arrancando como gallito ciego, ordenar aceptando las limitaciones que impone la física como dice Tino, ordenar como Mussorgsky, descartando lo que no le servía para hacer su música, ¿cuál es la diferencia? No la hay, salvo que aceptemos la hipótesis de que uno de esos ordenamientos es el bueno, el justo. Y esa hipótesis, más tarde o más temprano, lleva al integrismo y al auto de fe. El ejemplo de Mussorgsky que trae Tino es interesante porque es lo contrario: aceptar que leer es crear.

9 comentarios:

Puck Robin dijo...

Constructivismo vertiginoso, claro que sí. Ser humano es crear.

Carlos dijo...

no había visto su catedral. Lo felicito, está muy linda, ya mismo actualizo el link. Y comienzo a leer...

Pablo dijo...

¿"Constructivismo"? ¡A la pelota! ¿Yo hice eso? ¡Suena re-importante! ¿Fue porque usé el verbo "construir"? ¿Y si hubiera usado otro? Si hubiera dicho "el sentido se 'inventa' en la circulación de blah, blah, blah", ¿hablaríamos de "invencionismo"? Si hubiera usado "brota", ¿sería un "brotacionismo"?

Me hacés pensar, Puck, en una objeción seria a la idea de "construcción", una objeción que se me antoja afín con el dominio de pensamiento delimitado por el hecho de que el referido Tino sea arquitecto, e, incluso, por el comentario de Inx a su post: la noción de "proyecto". Me pregunto si toda construcción presupone un proyecto que la construcción busca "realizar", no tanto en el sentido de "ejecutar" (con lo cual, por cierto, además lo "mataría"), sino en el de traer a la realidad. Sería algo que existe en otra parte y que es el fin que la construcción "realiza".

La idea de "proyecto", ¿no supone una teleología? Mmmmm, no me lo imagino así, por vertiginoso que sea, mas bien pienso en lo que ahora hay que antes no estaba, incluso, quizás, ni siquiera en estado de "proyecto": las Promenades de Moussorgsky...

Lo parió, mirá las cosas que a uno se le ocurrern...

pablo dijo...

Gracias, Carlos.

Puck Robin dijo...

Hey, no me hagás sentir un papanatas presuntuoso, che.
El constructivismo es toda una rama posible de la semiótica -me dijo mi tía-, y se llama así y no le gustaría a mi tía que le cambiaran el nombre.
Todo muy desligado de la noción teleológica (me temo que no leí los posts que citás), cosa que quizá causa la confusión -si hay alguna. Menciono y suscribo simplemente el hecho de que nada preexiste a la palabra (ontológicamente, todo del lado del sujeto, etc., pero a esta altura mi tía ya me aburre y la mando a paseo).

Pablo Sebastián dijo...

Noooo, por favor! No te creas, podría pasar un buen rato escuchando a tu tía...

Mi cuelgue con la teleología me es estrictamente achacable.

Y ahora me acuerdo de unas preguntas de un blog amigo entre las que estaba "¿no te pasa que a veces tu sentido del humor es incomprensible incluso para vos?"

Silvia Sue dijo...

Cadáver exquisito?
Y bueno, lo hiciste vos, lo hice yo misma con el postito de Tino.
¿Y si se prendiera otro, eh?
¿Adónde llegaría esto?
¿No es maravilloso?

Tino Hargén dijo...

Más que teleología –un fin como idea que está afuera- creo que simplemente la tendencia a construir viene dada por la inercia de la estructura del lenguaje que tenemos incorporada y que es parte de nuestra esencia intelectiva. De lo que me acuerdo, sintagma es la sucesión lineal de paradigmas, y paradigmas son las unidades de sentido que se eligen y que se combinan El sintagma es la desarrollo “horizontal” de los paradigmas cuyas sustitución y relación es “vertical”. Está buena esta categorización de Saussure, porque de un plumazo resume bastante bien digamos la anatomía y la fisiología del lenguaje. Se podría inferir entonces que el lenguaje es sintagmático por vocación, su pulso básico es horizontal y lineal.
Yo especulaba con que si leemos 7 cuentos o vemos 7 escenas sucesivas sin nexos “gramaticales”, la conexión flotante no es otra cosa que esa tendencia a construir discurso que nos viene dada porque nuestra intelección está estructurada a imagen y semejanza del lenguaje. Se abren varias capas interesantes: la sospecha del sentido en la sucesión. El concepto de enlace y cadena. Lo bueno es ejercitar pequeños caseros: leer los 7 cuenos en diferente orden, ver las escenas en diferente disposición, los cuadros en diferentes sucesión, los temas de un disco en diferente orden.

Pablo dijo...

Si, Silvia, es maravilloso. Y, como dice Tino, es "la inercia de la estructura del lenguaje", algo que elabora la semiòtica de que habla Puck. Lo de la teleologìa fue una digresión, relacionada, pero digresión, porque el punto acá, y es lo que Tino vuelve a enfatizar, es lo de que no hay un orden "cantado": escuchar los temas de un disco en un orden distinto. Las tecnologías de ahora lo hacen màs fácil: poner random en el reproductor es más fácil que volver a tallar la piedra. Se me ocurren más cosas. Pero estoy con 39 de fiebre y, màs enfermo que la gripe es estar escribiendo en un blog, no? Me voy a descansar. Abrazos a todos :)