16 octubre, 2008

Valor cultual, valor exhibitivo



¿Lo escuchan? Bonito, ¿no? Una música amable, diríamos que relajante. Desde el punto de vista musical, sin embargo, no deslumbra a simple vista (simple oída) con ninguna pirotecnia notoria: no hay audaces solos, infecciosos riffs, acrobacias rítmicas.

Ahora bien, ¿qué pasa si les digo que eso lo tocan unos 20 guitarristas? Imagínense: 20 guitarristas formados en un círculo, y ustedes sentados en el centro del círculo, en el suelo preferentemente, así los oídos les quedan a la altura de las bocas de las guitarras. 20 guitarras.

Si tienen la suerte de estar escuchando esto en estéreo (y sería mejor aún si usaran auriculares), quizás aprecien que las notas se mueven de un lado al otro. El estéreo es una triquiñuela para sugerir, recurriendo sólo a dos fuentes de sonido, la ubicación en el espacio de varias. Les pido que intenten imaginar que lo que escuchan es una multitud de notas aisladas, tocadas cada una por una de las guitarras, por turnos, una nota cada una, a veces varias guitarras juntas, pero siempre una única nota, dando la vuelta al círculo. Quizás lo que imaginen les muestre que la triquiñuela del estéreo es insuficiente para representar eso.

Hay algo que no está, ni puede estar, en la grabación.

La experiencia de estar en el centro de un círculo de guitarras adquiere su justa dimensión en el acto mismo, en presencia. Lo que es único e irrepetible en la performance, y que evade su reproducción técnica, me hace pensar en aquello que Benjamin llamó "el valor cultual de la obra de arte", allá lejos (ni tanto) y hace tiempo (ni tan poco).

(Si quieren aproximarse a la experiencia, vean cuándo toca cualquiera de las agrupaciones de lo que gusta llamarse "Guitar Craft" .)

3 comentarios:

Tamarit dijo...

Gracias por la descripción: no tengo placa de sonido. Más allá de eso, es verdad lo que decís. Algunos años estuve exactamente en medio de una orquesta (entre ensayos y conciertos), y lo que se sabe allí dentro es indescriptible; o descriptible más bien técnicamente: como vos lo hiciste en el post.

Saludos.

Pablo dijo...

Pero Tamarit, cómo lamento lo de su placa de sonido! El tema está en el disco "Intergalactic boogie express" de Robert Fripp and the League of the Crafty Guitarist. Digo, por si le diera por escucharlo... Un saludo.

astrid dijo...

Estoy estudiando justamente "La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica" de Walter Benjamin, el ejemplo es muy afortunado realmente, gracias