03 julio, 2007

El triste sino de Noel Redding

La historia de Salieri ha sido contada innumerables veces. Esta es nuestra aproximación al drama del hombre eclipsado por otro hombre de talento excepcional.

Noel Redding nació el año en que terminó la mundial guerra dos. Era navidad. La cosa debía estar aún un poco desmejorada en su Inglaterra natal. Me imagino que se habrá criado entre escombros y fantasmas numerosos. O no. Aunque algún pariente suyo, su viejo, un vecino, habrá muerto en el frente o en los bombardeos de la Luftwaffe. O tampoco. Pero eso de haber nacido en la navidad del '45, de alguna manera, debe haberlo marcado. Mas no alcanzó para convertirlo en Roger Waters, por ejemplo. No importa, no es con Waters que este hombre se mide. Lo suyo era otra cosa: dicen sus biógrafos que le gustaba la guitarra. Tocar, digo, la guitarra.

A los nueve, consta, estaba estudiando violín. Y mandolina, vaya cuelgue. A los 14 empezó con la guitarra. No hay registro exacto de la edad que tendría cuando empezó a usar un exagerado peinado afro. Ser inglés, blanco y usar peinado afro era motivo suficiente para ser contratado para tocar en una banda de rock, entonces y ahora, lo sabemos todos. Él quería ser guitarrista, pero consiguió el laburo por el pelo. Como la banda ya tenía violero, le ofrecieron tocar el bajo. Aceptó, que el estómago tiene razones que el corazón no comprende.

Qué cagada. Noel Redding, que quería ser guitarrista, tuvo la descomunal fortuna de que lo contrataran para tocar en una banda que alcanzaría fama: de Noel se dirá que fue el bajista de la Jimi Hendrix Experience.

No es moco e' pavo. No deja de ser una fama lustrosa y un seguro de inmortalidad relativa.

Pero él quería ser guitarrista.

http://www.youtube.com/watch?v=keyu0CEfj2s

4 comentarios:

Puck dijo...

Las (pocas) veces que pensé que sería lindo ser guitarrista fue, bueno, contemplando al muchacho Jimi -pero a quién no le pasó eso alguna vez. Una prueba más filosa le tocó al pobre Noel, que quería tocar la guitarra desde antes que surgiera Hendrix. No tenía idea de este Redding más allá de lo del bajista-de-la-Experience. Y dbe ser eso de las razones del corazón y las del estómago, nomás: estoy de acuerdo.
A meter luz sobre las historias de estos tipos, claro que sí. Gran post, viejo.

Pablo dijo...

Gracias, amigazo. ¿Viste el video? Una música anodina, pobre hombre. Parafraseando al célebre pensador contemporáneo Don Pepe Biondi, "qué desgracia pa' la suerte" tuvo este hombre...

Rain (v.m.t.) dijo...

Pablo, la palAbra compasión, mejor dicho sus sentido se me aparece tan vívido, respecto a NR.
sÍ.




*

Seguí una cadena que te hace explorar 8 introspecciones. Me invitó a continuarla el gentil Hamlet. Y no sé, de pronto me vi desarrollándola, a mí que no me gustan las cadenas y es que ésta es interesante. A mi vez te invito a seguirla si es que te provoca...

(post
8 miradas)

abraxo.

Anónimo dijo...

Vamos a ver :

Noel Redding fue un gran músico, tocaba la guitarra a la perfección y como todos sabemos ya, también el bajo ( aunque si es cierto que a él le gustaba más la guitarra ).

INJUSTAMENTE, la gente se ha limitado a conocer de la " Jimmi Hendrix Experience ", únicamente a un componente, a Jimmi Hendrix, olvidandose de Mitch Michel y de Noel Redding, sin los cuáles, Jimmi Hendrix, probablemente, no hubiera pasado de ser simplemente un tipo, al que se le daba bien tocar la guitarra.

Noel, además, sabía componer. En el álbum "Electric ladyland ", una de las mejores canciones, "Little Miss Strange ", la compuso Noel, solito, porque el Señor Hendrix, apenas se acercaba a los estudios.

Aparte de eso, Noel, Mitch y mucha gente que conocía a Jimmi, aseguran que los trataba fatal, que era insoportable, déspota y arrogante. Al final lo abandonaron y la "Jimmi Hendrix Experience" se disolvió.

Noel Redding, continúo haciendo su música, en Fat Mattres ( grupo con un sonido excelente y con canciones muy originales ) y posteriormente en otros grupos.

La gente, encumbró a Jimmi, convirtiéndolo en una especie de dios, que hacía sombra a todos... Pero, yo que queréis que os diga; era muy buen guitarrista, pero tampoco para tanto.

Personalmente, creo que Noel Redding tenía mucho más talento, pero se diferenciaba de Jimmi, en que no era ambicioso. Era un hombre discreto, sencillo, y mucho más humilde, y todo esto fue lo que le impidió subir más en el mundo de la música, donde hay tanta competencia y a veces deslealtad. El mismo Noel, dijo que acabó harto de ese mundo, y creo yo que , probablemente, porque se aprovecharon de él en más de una ocasión.

Se retiró a vivir en un pueblo tranquilo de Irlanda, en una casa que adquirió en el campo y cerca del mar, para poder vivir en paz : la " Dunowen House "

Debemos hacerle justicia a este hombre, porque nos ha dejado su música y sobre todo, porque fue una excelente persona. Eso, aseguran todos los que llegaron a conocerlo. Recordémosle y no le olvidemos.
En cambio,muchos no opinan lo mismo de Jimmi Hendrix.