14 noviembre, 2007

Magnitud

Yo sí que no puedo parar de joder: se me dió por reparar en el hecho evidente de que la eternidad se divide en dos períodos que, en la medida en que tienden ambos al infinito, se pueden considerar de magnitud igual. Que la eternidad se divide en mitades, eso.

La primera mitad está constituida por la monstruosa masa de tiempo durante el cual uno ni siquiera ha existido. La otra mitad es la monstruosa masa de tiempo durante el cual uno se encontrará en un estado aparentemente perdurable, al punto que dirán: "está muerto", así, en presente, aún cuando ya haga décadas que no queda del muerto ni el polvo.

Entre las dos mitades está uno, igual que un mojón: a todos los fines prácticos y teóricos, de magnitud irrelevante.

19 comentarios:

Rain dijo...

Puede tomar proporciones tremendamente dramáticas, constatarlo, o si no agitarse un poco y seguir intentando, percibir que uno es más que un mojón, un mortal más en el planeta.
Que el universo es muy vasto, ché.

inx dijo...

O ni siquiera un mojón (no saliente, no visible)sino la grieta, el intersticio donde las mitades se juntan o separan, una baba de pegamento, una mala sutura entre las partes.

P. C. dijo...

Podríamos decir que la duración de la vida, en comparación con los dos tramos de inexistencia que nos rodean, es infinitamente pequeña.

Pablo dijo...

¡Me encantan sus lecturas en contrapunto (con el post y entre sí)! Síii, ser más que un mojón, desde cierto punto de vista (el del mojón, sin dudas), pero también menos que un mojón, después de todo, un mojón tiene la pretención de ser una marca, un hito, de establecer un antes y un después, y tal vez no sea más que esa "mala sutura entre las partes", una falla.

En todo caso, es infinitamente pequeño. Pero no es que sea nada.

Vero dijo...

Por ahí uno es la monstruosa masa y el tiempo se nefrega.

cyborgs y zines dijo...

¿monstruosa masa? indisolubilidad del cuerpo mientras se vive (eso suena solemne, y es inevitable)nunca somos totalmente monstruosos a menos que uno sea un nazi, que aunque llore por su canario, no deja de ser un monstruo total. Sobretodo después de asentir a la muerte de los niños en los crematorios.

o bueno, pienso en los monstruos tiernos, que no es lo mismo que ser una masa mosntruosa. Y conste que no tengo ánimo belicoso. Simplemente, soy incapaz algunas veces de callar.

salute.

(le dioy vueltas a la idea de los montsruos tiernos. hay que escribir: luego.

c y z dijo...

dioy:
errata.

doy.

(le doy vueltas a la idea de los montsruos tiernos. hay que escribir: luego.

corrigiendo (lo último) dijo...

recurrente comentario:

(le doy vueltas a la idea de los monstruos tiernos. hay que escribir: luego.

*

ya. chao.

Pablo dijo...

Las sigo con gusto, chicas. La sigo a Vero en pensar que al tiempo le nefrega. La sigo a Vir en que nunca somos del todo monstruosos.

Y pienso en la desmesura de mi post de otorgarle al tiempo masa.

Y me quedo haciendo balancín (en un pie) en la idea de que algo monstruoso tiene un mojón que, de pronto, adquiriera conciencia de su insignificancia relativa, o de su cualidad de cosa anómala o extraordinaria (un aforismo edulcorado de Antonio Gala viene a mi mente: "la diferencia entre el hombre que se ahoga y el mar que lo ahoga, es que el hombre sabe que se ahoga"). O nada de eso...

Besos...

(Un lindo captcha me ha tocado: runraum; suena a motor)

Luciana dijo...

Ahora el captcha es "amuioiet". No puedo dejar de mencionarlo, pues me apabulló el despliegue vocálico!!
Diría que tal palabrita marca un antes y un después en mi ánimo hoy. Me voy susurrando "amuioiet, amuioiet... runraum..."

Pablo dijo...

¡Es que a veces las cosas que marcan un antes y un después son tan... relativamente insignificantes!

Vero dijo...

Pero Rain, monstruoso no necesariamente tiene una connotación negativa. Barajaba los conceptos de Pablo, bromeaba un poco. Mientras digo esto, en otra ventana me voy a a fijar el significado de monstruo, vean esto que es buenísimo:
"Versos sin sentido que el maestro compositor escribe para indicar al libretista dónde ha de colocar el acento en los cantables".
¡Versos sin sentido! Relativamente insignificantes, se diría.

Pablo dijo...

Relativamente insignificantes y destinados a "marcar acentos". Mojones.

cyborgs y zines dijo...

El tema de los mostruos nunca me lo tomé en broma. Y por eso ya ves, cómo le doy al punto.

:) Salute de tarde sabatina mirando de soslayo una film en el que la guerra de Vietnam se agiganta mientras los yanquis se van empequeñeciendo.

Una de esas cuestiones de la monstruosidad en su raigambre vil, la guerra.

Puck dijo...

Como mojón, a mí, apenas si me dan los pulmones para entrepensar eternidades. Las inmanejables de atrás y de adelante así me quedan a mí, tanpocacosa. Si se me chumbara un captcha para que deletreara "eternidad" me quedaría una de ésas en loop maltipeando una y otra vez en la misma ventana, creo yo. Pero se ve que no creo mucho, así que como si llovería.
A los tumbos a veces, pero siempre sigo con atención estas maneras tuyas de no parar de joder, madremía, Pablo, qué manera de joder la tuya.

Fodor Lobson dijo...

Si me va a llamar usted mojón, permítame que le diga que la esternidad es una mierda.

mara dijo...

linda la charla entre las chicas, lindo el post, lindo el blog.

Pablo dijo...

Rain, me dejaste pensando con lo de los monstruos. Y con tu pregunta sobre los monstruos tiernos. Y pienso en el que es de alguna manera el arquetipo de los grandes monstruos, aquel que lo único que quería era que su padre, que le había dado la vida, le diera también un nombre.

Puck, mi estimado, es apenas una de las formas de la torpeza, no vaya a creer ;-)

Fodor, no se sulfure, a ver si encima se saca una úlcera. La verdad, es que no tengo idea cómo será la eternidad.

Mara, qué gusto. Bienvenida al boliche.

Rain dijo...

Oh, es que de hecho el monstruo no es un fantasma. No es leve. No es únicamente vagabundo. Sí, y es más que una masa...

O eso creo.

Un gran salute.