09 octubre, 2010

Es hora de seguir

Segundas partes nunca fueron buenas, pero, qué joder, resulta que a veces hay.

Le hemos sacado un poco el polvo a esta Catedral...

2 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

=)

Pablo dijo...

:-D

(qué bueno encontrarlo ahí, Fodor)