29 enero, 2007

Del esquema "introducción-nudo-desenlace" en el relato breve, de la concisión en el lenguaje y de esa costumbre alguna vez de moda de utilizar títulos desproporcionadamente largos: un caso


"Vini, vidi, vici"

4 comentarios:

Fodor Lobson dijo...

jajajajaja
mi único comentario es "sin comentarios"

Ramiro dijo...

¿Bichi Borghi?

Pablo dijo...

Un abrazo, Fodor.

Ramiro, este blog es tan políticamente correcto que no aborda temas de religión. Otro abrazo.

Ary dijo...

Hay que rescatar los títulos astronómicos, sí. Y los textos microscópicos.