11 abril, 2008

Febo asoma

Acabo de ver en el diario una publicidad en la que se mencionaba al "Histórico Cabildo".

Ouch. Algo que está inscripto en un registro digamos, aunque no sea lo más apropiado, "de lo prosódico", algo que tiene que ver con el recuerdo de un ritmo, del modo cómo se distribuyen los acentos, se vio violentado por un sonido desagradable como un scratch involuntario o una rotura de cristales.

Repetí, exagerando los acentos: hisTÓricocaBILdo. Nones. Y ahí me di cuenta.

Señores publicistas: el cabildo es primero cabildo y después histórico, es "el cabildo histórico".

Al contrario, el que es primero histórico, es el convento.

3 comentarios:

Bato dijo...

hace mucho no pasaba por aquí. un gustazo saber que seguis escribiendo en tu blog. saludos

Ventrílocuo dijo...

Cuánto que sabe usté amigo...
Un abrazo

Pablo dijo...

aOuch. En todo caso, mi estimado, saberes inútiles...